"1 de Julio Día Nacional del Ingeniero"

 

 

 

ANTECEDENTE HISTÓRICO

 

 

 

 

 

La idea original nació del ingeniero EUGENIO MÉNDEZ DOCURRO egresado de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional, siendo Secretario de Comunicaciones y Transportes y durante la celebración del día del abogado, el 12 de julio de 1973, quien propuso que el “Ingeniero Mexicano” recibiera en fecha fija e inamovible, un reconocimiento por su amplia labor desarrollada en las aulas, en el campo, en la investigación y como factor determinante que ha sido, es y será en todo programa de desarrollo socioeconómico del país.

 

 

Para presentar esta iniciativa se llevó a cabo una investigación exclusiva, en diversos medios culturales, históricos y profesionales, a efecto de determinar la fecha más indicada para la institución de tal día.

 

 

Fue el ingeniero Gustavo Otto Fritz, encargado en ese tiempo del acervo histórico de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, quien sugirió que fuese el 1 de Julio, por ser ese día, pero en el año de 1776, la fecha en que se expidiera la Real Cédula para la creación en México del Real Tribunal de la Minería, que auspicio la fundación del centro de docencia e investigación, al que se denominó “Real Seminario de Minería”, y del cual surgieron los planes de estudios y los libros de las primeras escuelas de ingeniería del continente americano.

 

 

Después de muchas gestiones, entrevistas y acuerdos, tanto a nivel local como nacional, el 1 de julio de 1974 se celebró el “DÍA NACIONAL DEL INGENIERO”, con un brillante acto llevado a representación del Presidente de la República, (Lic. Luis Echeverría Álvarez) el Lic. Hugo Cervantes del Río, Secretario de la Presidencia: también estuvieron presentes el Ing. Eugenio Méndez Docurro, Secretario de Comunicaciones y Transportes y el Ing. Víctor Bravo Ahuja, Secretario de Educación Pública.

 

 

Vale la pena señalar que en esa fecha, se creó el timbre conmemorativo del “Día del Ingeniero”, el cual fue diseñado por el Sr. Jorge Fleisman y cancelado por el Lic. Hugo Cervantes del Río.